Estuvimos recientemente mi esposa y yo unas horas de estancia en Málaga en un crucero; aprovechamos y visitamos a unos familiares en Alhaurin de la Torre. Hemos viajado a otras ciudades y regiones de España y siempre nos ha cautivado la manera de ser de ese pueblo; pero lo que encontramos en Málaga y, en particular, en Alhaurin de la Torre supera cualquier expectativa. Se respira un trato amable y hospitalario en toda la gente de Alhaurin. Ah, y pasen por  El Tomillar, la trattoria y pizzería. Hubiéramos querido haber disfrutado mucho mas tiempo, pero ya estamos valorando la posibilidad de un nuevo encuentro. También cuenten ustedes con dos nuevos fieles lectores de ese Diario. Desde la ciudad de Miami, en la Florida reciban un fuerte abrazo de María Victoria Méndez y Stany Baranosky.

Print Friendly, PDF & Email