(Comunicado conjunto) Los Ayuntamientos de Málaga y Alhaurín de la Torre reclaman que no entren en vigor los planes de inundabilidad al estar abierta las negociaciones con La Junta.

Se muestran sorprendidos por la publicación en el BOJA, a principios de este mes, de la aprobación de los planes de Gestión del Riesgo de Inundación y Plan Hidrológico de las Cuencas Mediterráneas Andaluzas con un texto que no incluye ninguna de las alegaciones presentadas por los Consistorios, empresarios y polígonos y cuando aún se mantienen abiertas las negociaciones con la administración regional para concretar las medidas correctoras

17/11/2015.- Los Ayuntamientos de Málaga y Alhaurín de la Torre han mostrado su sorpresa por que la Junta de Andalucía ya ha dado luz verde a la aprobación inicial, a finales de octubre, del Plan de Gestión del Riesgo de Inundación y del Plan Hidrológico de las Cuencas Mediterráneas Andaluzas (así como la remisión de este último documento al Consejo de Ministros para su aprobación), cuando todavía siguen abiertas las negociaciones para abordar las medidas correctoras y sin haberse celebrado aún la reunión prometida por la administración regional al respecto.

Estos trámites, de los que se ha tenido conocimiento por su publicación en el BOJA el pasado 3 de noviembre, parecen no dejar margen para el consenso al no recoger ninguna condición de excepcionalidad o prórroga para el cumplimiento de sus objetivos y tampoco incluyen las infraestructuras que han sido reiteradamente recogidas como medidas correctoras.

Sin embargo, el consejero de Medio Ambiente, en una visita a Málaga al día siguiente, el 4 de noviembre, se comprometió a crear un foro de negociación con los afectados.

Por ello, los dos Consistorios coinciden en que es necesario que no entren en vigor tal como están planteados dichos documentos, ya que contemplan, como se ha incidido en reiteradas ocasiones desde la Fundación CIEDES y a través de las mociones e informes técnicos elaborados por los Ayuntamientos, empresarios y polígonos, numerosas inconsistencias técnicas y puede representar la pérdida de más del 70% del tejido productivo actual y futuro del área metropolitana de Málaga.

Además, han lamentado que el gobierno autonómico no haya tenido en cuenta ni incorporado a estos documentos las alegaciones y peticiones presentadas tanto por las administraciones locales como por la CEM y por APOMA. En un documento, señalan desde los Consistorios, que no convence ni a la propia Junta, como se ha puesto de manifiesto en los informes emitidos por distintos departamentos autonómicos.

Recuerdan que, con la intermediación de CIEDES, se celebró en julio una reunión de la comisión técnica constituida con representantes de todas las partes implicadas y se acordó celebrar un segundo encuentro que iba a ser convocado por parte de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de cara a concretar las medidas correctoras.

Sin embargo, esta segunda reunión no fue convocada en septiembre por la Junta, lo que motivó que se remitiese desde dicha Fundación una carta tanto a la presidenta del gobierno andaluz como al consejero, solicitando su intermediación en este asunto así como la celebración de dicho encuentro para analizar las soluciones que se pueden articular antes de que se aprueben los planes definitivamente.

Tras tener conocimiento de los últimos pasos dados, como ha sido la aprobación de los documentos por el Consejo de Gobierno andaluz y su publicación en el BOJA, desde CIEDES se ha convocado una próxima reunión extraordinaria del Patronato para tratar estos aspectos el 26 de noviembre.