image

(Prensa Municipal) El alcalde denuncia la ”incoherencia” de la presidenta autonómica, que, mientras anuncia medidas para agilizar trámites urbanísticos, mantiene paralizado un proyecto que podría generar hasta 25.000 empleos. ”Pese a los aires de renovación que nos quieren vender se demuestra que Susana Díaz es como José Antonio Griñán: más de lo mismo”, lamenta el regidor   02 de abril de 2014.-   El alcalde de Alhaurín de la Torre, Joaquín Villanova, ha criticado que la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, tras siete meses de gobierno ”no haya movido un solo dedo” para desbloquear uno de los proyectos más importantes en el ámbito autonómico para la generación de riqueza y empleo: la Ciudad Aeroportuaria de Alhaurín de la Torre. Para el regidor resulta completamente ”inadmisible” que la máxima responsable del Gobierno andaluz mantenga paralizado este plan sin dar explicación alguna, a pesar de las innumerables reuniones mantenidas tanto a nivel político como técnico. Villanova ha explicado que la última reunión en este sentido tuvo lugar el pasado 17 de enero, (”más de tres meses después de que la solicitáramos”, ha aclarado), con la secretaria general de Ordenación del Territorio de la Junta, María de las Nieves Masegosa, y que desde entonces están esperando una nueva cita para coordinar una solución que desbloquee el proyecto en su trámite medioambiental, tal y como se comprometió esta responsable. ”No se puede tolerar que en septiembre vayan a cumplirse cuatro años desde que el Ayuntamiento aprobó la innovación para la construcción de la Ciudad Aeroportuaria y que desde entonces la Junta no haya hecho más que poner palos en las ruedas, ninguneando al pueblo de Alhaurín de la Torre y a toda la provincia de Málaga, y haciendo caso omiso y oídos sordos a todas nuestras recomendaciones y estudios aportados que demuestran que la iniciativa es perfectamente viable y compatible con la normativa medioambiental, sin olvidar que la Ciudad Aeroportuaria ya fue aprobada por la propia Junta en su Plan de Ordenación del Territorio”, ha declarado el primer edil. Villanova critica en esta línea la ”incoherencia” más absoluta en la que incurre Susana Díaz, que mientras que por una parte anuncia decretos y medidas para agilizar los trámites urbanísticos municipales, pero al mismo tiempo mantiene inmerso en la parálisis un proyecto que podría generar hasta 25.000 empleos directos y una inversión millonaria. ”Es un ejemplo más de la incongruencia y de las falsedades del Partido Socialista, que ahora incluso se atreve a proponer la creación en el aeropuerto de Málaga de un ‘hub’ internacional, pero a la vez impide el desarrollo de una Ciudad Aeroportuaria que permita albergar el gran impacto que supondría esta plataforma de distribución de vuelos. En Alhaurín de la Torre llevamos años planificando esa circunstancia, pero al PSOE le basta con anuncios electoralistas, sin apoyar esa propuesta con hechos”, ha denunciado. Para Villanova este inmovilismo demuestra que, ”pese a los aires de renovación que nos quieren vender, Susana Díaz es como José Antonio Griñán: más de lo mismo”, y se muestra ”impasible” a las peticiones no solo de los ayuntamientos de Alhaurín y de Málaga, sino también de todos los agentes sociales (asociaciones de empresarios, sindicatos y colectivos) que han mostrado públicamente su respaldo a la Ciudad Aeroportuaria.   DOCUMENTACIÓN SOBRE LA CIUDAD AEROPORTUARIA En septiembre de 2010 fue aprobada en el Pleno de Alhaurín de la Torre la Innovación del Planeamiento de las Normas Subsidiarias para permitir la construcción de la Ciudad Aeroportuaria del Ocio y la Investigación, que afecta a un total de 3.783.276 metros cuadrados en una zona del término municipal cercana al aeropuerto de Málaga con el objetivo de que se asienten allí empresas e industrias vinculadas a la actividad del aeródromo. La Ciudad Aeroportuaria tendrá un impacto económico equivalente al 4% de todo el Producto Interior Bruto de Andalucía, generará una inversión de más de 300 millones de euros y creará 25.000 empleos directos y 80.000 indirectos. Para ello, el documento técnico de la innovación reserva suelo para más de un centenar de usos productivos, tanto industriales como terciarios. Serán más de 1,7 millones de metros cuadrados para albergar empresas relacionadas con la industria aeronáutica, operadores logísticos, laboratorios, industrias farmacéuticas, ciencia e innovación, industria automovilística, hoteles, restaurantes, empresas de catering, ‘rent a car’, centros de formación, galerías comerciales, aparcamientos, entidades financieras… Además, se prevé destinar un 28% del total para zonas verdes (1.038.970 metros cuadrados) y un 10% para equipamientos públicos (386.300 metros cuadrados), ya sean centros sanitarios, educativos, deportivos y culturales, todo ello con la intención de favorecer la mayor calidad constructiva y de servicios para equipararla con los centros productivos de los mejores aeropuertos del mundo como Atlanta, Dublín, El Prat o Barajas.  El proyecto está incluido como área de oportunidad dentro del llamado Plan de Ordenación del Territorio de la Aglomeración Urbana de Málaga (POTAUM), redactado por la Junta de Andalucía.     CRONOLOGÍA BÁSICA DE LA TRAMITACIÓN DE LA CIUDAD AEROPORTUARIA   -Año 1999: El alcalde manifiesta su voluntad política de realizar un proyecto para impulsar el entorno aeroportuario, muy degradado, aunque con enormes posibilidades de desarrollo industrial. Villanova se muestra convencido de la necesidad de no hipotecar esa zona solo con desarrollos residenciales   -3 de mayo de 2005: El Pleno aprueba el avance del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Alhaurín de la Torre, con los votos en contra de PSOE e IU. El texto ya incluye el proyecto de la futura Ciudad Aeroportuaria, que en un primer momento preveía seis millones de metros cuadrados de superficie. No obstante, el PGOU queda totalmente bloqueado y paralizado (como en toda la Comunidad Autónoma, lógicamente) entretanto la Junta desarrolla la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía y determina el Plan de Ordenación del Territorio de la Aglomeración Urbana de Málaga (POTAUM), al que pertenece Alhaurín de la Torre.   -21 de julio de 2009: El presidente de la Junta, José Antonio Griñán, aprueba el Decreto 308 por el que entra en vigor el POTAUM. Este documento valida el proyecto de la Ciudad Aeroportuaria, denominada ‘Área de Oportunidad’, y dejando claro que en la tramitación se ha cumplimentado el procedimiento de evaluación ambiental conforme a lo dispuesto en la Ley 2/2007 de Gestión Integrada de la Calidad Ambiental. Es decir, la Consejería de Medio Ambiente tuvo que informar el POTAUM en el que se incluye el Área de Oportunidad A3 y, como es lógico, tuvo que ser favorable, pues en el caso contrario, no se entendería su aprobación. El Ayuntamiento celebra que, tras duras negociaciones, la Junta hubiera aceptado la propuesta de 380 hectáreas, cuando el POTAUM al principio ni lo contemplaba y en la negociación, aceptó llegar a 100 hectáreas.   -23 de septiembre de 2010: El Pleno aprueba inicialmente la innovación de Planeamiento de las Normas Subsidiarias-Modificación de la Adaptación Parcial a la LOUA, por la cual se reclasifican 3,8 millones de m2 (380 hectáreas) en la zona nordeste de la localidad, para permitir la construcción de la Ciudad Aeroportuaria del Ocio y la Investigación.    -5 de octubre de 2010: El Ayuntamiento envía el expediente y solicita a la Delegación Provincial de la Consejería de Medio Ambiente el informe sobre la Evaluación Ambiental del desarrollo del Área de Oportunidad.   -Marzo de 2011: Fecha en la que tendría que haber llegado el Informe Previo de Valoración Ambiental de la Junta de Andalucía respecto a la Innovación de Planeamiento citada. Por contra, se aprueba el proyecto CSI-IDEA (Centro de Servicios Integrados para el Impulso y Desarrollo  Estratégico Aeroportuario).   -23 de septiembre de 2011: El alcalde exige “gestos claros y más determinación” de la Junta de Andalucía para apoyar la Ciudad Aeroportuaria. También denuncia que el proyecto está “encallado en un laberinto de trámites burocráticos”, entre los que cita el Estudio de Impacto Ambiental, las trabas en el informe de incidencia ambiental…   -11 de noviembre de 2011 y 5 de febrero de 2012: El Pleno aprueba -inicial y provisionalmente- una Innovación urbanística del Planeamiento general que afecta a dos parcelas de la barriada El Peñón donde se edificará el denominado ‘Centro de Servicios Integrados para el Impulso y Desarrollo Estratégico Aeroportuario’ (CSI-IDEA), destinado a la promoción de la futura Ciudad Aeroportuaria de Alhaurín de la Torre, y también llamado ‘Edificio Inteligente’  Se trata de un trámite necesario para acelerar la construcción recinto, con el objetivo de percibir los 2,2 millones de euros con cargo a los fondos europeos FEDER aprobados en julio de 2011. -17 de febrero de 2012 (16 meses después de la solicitud del informe de Evaluación Ambiental): Se recibe el citado informe en el que se califica una parte como viable y NO VIABLE toda la zona situada al norte de la carretera A-7052 Cártama-Churriana, que incluye el área circundante a las barriadas El Peñón y Zapata.   -9 de marzo de 2012: El Pleno aprueba una moción reclamando la revisión del informe ambiental, que entra en contradicción con el POTAUM (Plan de Ordenación Territorial de la Aglomeración Urbana de Málaga).   -21 de septiembre de 2012: El Ayuntamiento envía a la Delegación de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía una adenda del Estudio Impacto Ambiental derivado de la Innovación, y un informe ambiental sobre el apartado 3.3 ‘En relación con la biodiversidad’.   -12 de abril de 2013:  El Pleno vuelve a aprobar una moción para instar a la Junta de Andalucía a que revise el informe redactado por su Delegación Provincial en Málaga, y que entraba en flagrante contradicción con el Plan de Ordenación del Territorio de la Aglomeración Urbana de Málaga (POTAUM).   -10 de octubre de 2013: El Patronato de la Fundación CIEDES aprueba una propuesta para instar a acelerar los trámites para la aprobación definitiva del proyecto.   -Resumen a día de hoy: desde septiembre de 2010, es decir, más de tres años después desde la aprobación inicial por parte del Ayuntamiento, aún se sigue a la espera de que la Delegación Territorial de Medio Ambiente de la Junte declare viable la Ciudad Aeroportuaria recogida en el POTAUM.