image

El alcalde desmiente las cifras dadas por los representantes y lamenta la senda que han emprendido de “confundir y mentir” al pueblo, que puede conducir al bloqueo de la mesa y la cancelación de la próxima reunión. Recuerda las importantes e imaginativas mejoras para los trabajadores que se han impulsado desde el Ayuntamiento, incluso en los peores años de la crisis

Tras la información difundida por los sindicatos de funcionarios y trabajadores municipales del Ayuntamiento en algunos medios de comunicación en el día de hoy, el alcalde de Alhaurín de la Torre, Joaquín Villanova, desea aclarar lo siguiente:

1-. En primer lugar, manifestar mi tristeza y decepción por tener que desmentir y responder a través de la prensa a las falsedades y acusaciones vertidas por estos representantes, que han iniciado un camino lamentable, el de confundir y mentir a la ciudadanía en lugar de negociar donde hay que hacerlo, en la mesa de negociación.

2-.  Me duele especialmente que desde los sindicatos se me acuse de no tener voluntad de negociar, cuando todos los trabajadores saben que mi disposición ha sido siempre abierta al diálogo y a la negociación durante los 20 años que llevo de alcalde. Mucho me temo que algunas personas estén buscando excusas para entorpecer las negociaciones, ya que he venido observando una actitud beligerante y desleal por parte de determinados representantes.

3.- Reclamo a estos representantes que no politicen la negociación y advierto de que no me plegaré a chantajes ni presiones de ningún tipo, dado que es mi responsabilidad velar por el interés general del pueblo de Alhaurín de la Torre, que es al fin y al cabo el que abona puntualmente los salarios de todos los trabajadores municipales.

4.- Las cifras de las que hablan los sindicatos en cuanto a salarios y subidas son absolutamente falsas. En estos años hemos trabajado muy duro para que ningún empleado tenga nóminas por debajo de los mil euros mensuales, y seguimos trabajando para que las futuras subidas puedan superar de media los cien euros al mes. La intención es que la mejora sea mayor especialmente en los que ahora menos cobran, así como dejar abierta una ventana para aumentar la productividad. Pero hay que tener en cuenta todos los condicionantes legales y las limitaciones impuestas, por lo que, sea cual sea el sistema escogido, tendrá que ampararse en la legalidad.

5.- Prácticamente desde el inicio de la actual legislatura hemos estado trabajando muy duro para avanzar tanto en la negociación colectiva como en la Relación de Puestos de Trabajo. He tenido reuniones semanales con los técnicos, muchas de ellas maratonianas, y hasta 17 reuniones con los propios sindicatos. Gracias a eso se ha logrado consensuar un 70% del convenio y prácticamente la totalidad en los asuntos que afectan a la Policía Local, cuyos representantes siempre han manifestado su voluntad de continuar negociando.

6.- Me parece una grave falta de respeto para las familias alhaurinas que peor lo están pasando y para los desempleados del pueblo que estos sindicatos falseen de esta forma la realidad y no hablen de las mejoras que se han logrado incluso en los peores años de la crisis económica más dura que se ha conocido en España. Como alcalde, siempre he buscado fórmulas para que los empleados del Ayuntamiento cuenten con una condiciones laborales dignas, incluso con las circunstancias económicas más difíciles que se han conocido, como ha ocurrido con la crisis y los ajustes impulsados desde el Gobierno central a todas las entidades locales. Gracias a ello, se consiguió un Plan de Mejora, con una fórmula imaginativa y legal, imitada por otros ayuntamientos, y que ha repercutido beneficiosamente en todos y cada uno de los empleados. Gracias a dicho plan fuimos más allá del 1% de subida que marcaba la ley, logrando prácticamente un 12% para compensar sobradamente el 5% de bajada que sufrieron los funcionarios por las medidas del Ejecutivo de Zapatero.

7.- Quiero hacer un llamamiento a todas las partes hacia la voluntad negociadora. Insisto en que no es el momento de lanzar reproches, acusaciones, ni falsedades. Es necesaria una rectificación y que los representantes sindicales desistan de esa estrategia de desestabilización y de entorpecer las negociaciones, lanzando informaciones falsas y confundiendo a los trabajadores y al pueblo. Eso solo supone un perjuicio a los  empleados y, por ende, a la ciudadanía. Mi mano estará tendida para negociar hasta alcanzar el mejor de los acuerdos posibles que repercuta favorablemente en toda la plantilla del Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre solo si los sindicatos abandonan esa actitud negativa y desleal. Lo contrario únicamente conducirá a un bloqueo y paralización de las negociaciones en perjuicio de todas las partes.

Print Friendly, PDF & Email