image

El Ayuntamiento pide al PSOE que se informe bien antes de criticar actuaciones sin terminar. El proyecto incluye la mejora de zonas verdes y se suma a las reparaciones de acerado, alumbrado y el acceso a la urbanización

El Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre está a punto de terminar los trabajos del nuevo parque infantil que se está habilitando en la urbanización de Peralta. Tras las afirmaciones desde el PSOE, que ha calificado de ”chapuza” esta actuación, desde el equipo de gobierno queremos rechazar por completo esta crítica, e instamos a los responsables de este grupo a que se informen mejor y se cercioren de lo que se va a hacer antes de atacar actuaciones sin acabar.

En este sentido, se van a poner aparatos de juego nuevos, que se alternarán con otros que formaban parte del anterior parque que había en otra zona de la urbanización, pero que se encontraban en buen estado y que serán reparados y limpiados para eliminar pintadas y suciedad. Desde la Concejalía de Servicios Operativos, que dirige Carmen Doblas, han destacado además que se va a colocar un suelo especial ‘antirrobo’ pionero, para prevenir la sustracción de elementos, piezas y mobiliario, como sucedió con el parque cuando se encontraba en su anterior ubicación y que fue objeto también de destrozos.

image

Hay que recordar además que el cambio de emplazamiento, más cerca de las viviendas, fue consensuado con los vecinos, para evitar actos vandálicos. Además, se repararon distintos tramos de acerado, y queda por terminar las nuevas zonas verdes del parque y de las laderas que rodean la urbanización Con esta iniciativa, el Ayuntamiento pretende atender a las numerosas familias que viven en Peralta, un núcleo muy residencial y donde se han llevado a cabo varias inversiones en estos meses, muchas de ellas para reparar deficiencias que no afrontó en su día la empresa promotora, por lo que el Consistorio ejecutó el correspondiente aval bancario. En este sentido, hay que destacar la construcción de un nuevo acerado que comunica esta urbanización con Taralpe y con el colegio Maruja Mallo, en un vial que es especialmente transitado por los niños que estudian en el centro.

Además, este verano se invirtieron otros 83.000 euros en la creación de un nuevo acceso a la urbanización. La actuación consistió en concreto en la reordenación de un cruce muy conflictivo. Concretamente, se habilitó un carril central con una señal de ‘stop’, para que los vehículos puedan acceder a la urbanización cuando circulan por la MA-3300 (la llamada carretera de la Vía) en sentido hacia Alhaurín el Grande. El proyecto incluyó nueva señalización y el ensanche del acceso para aumentar la visibilidad y facilitar la incorporación de los vehículos, así como la instalación de un nuevo alumbrado.