image

Aprobada por unanimidad una propuesta de la Concejalía de Educación para mejorar las instalaciones de los centros de ESO y Bachillerato y para reclamar a la administración autonómica un informe sobre si es necesario o no un nuevo IES en el municipio

El Pleno del Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre ha aprobado por unanimidad una propuesta para instar a la Delegación Provincial de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía a que se recuperen los espacios comunes que se han perdido en los institutos del municipio, debido a que ha sido necesario utilizarlos para habilitar aulas que alberguen el creciente número de alumnos de Educación Secundaria y Bachillerato. El acuerdo, presentado por la Concejalía de Educación y apoyado por todos los grupos políticos (PP, PSOE, IU, Ciudadanos y Alhaurín Despierta), también reclama a la administración autonómica que emita un informe sobre si es necesaria o no la construcción de un nuevo instituto en la localidad, en la línea de lo que solicitó en su día el Consejo Escolar Municipal.

El alcalde, Joaquín Villanova, ha explicado que se trata sobre todo de que la Junta justifique su cambio de postura, ya que hace unos años aseguraba que este centro sí era necesario, lo que se contradice con las últimas declaraciones de la delegada de Educación. El Ayuntamiento se posiciona así en la línea de las AMPA, que recientemente organizaron una manifestación por las calles del centro de Alhaurín y una concentración de protesta frente a la Delegación exigiendo el nuevo instituto.

El aumento del número de alumnos y alumnas de ESO y bachillerato en Alhaurín de la Torre se ha traducido en los últimos años en una situación de masificación en los centros, que han perdido zonas comunes como laboratorios, aulas de música o salones de actos para aumentar las unidades educativas. La previsión es que los niños y niñas que entren en 1º de la ESO aumenten en 114 de aquí a cuatro años, lo que vendrá a agravar el problema. Hay que recordar además que el instituto Huerta Alta o el Capellanía fueron construidos para 16 grupos, y ahora tienen 28 y 24 respectivamente. El Galileo, por su parte, comenzó con 12 grupos y ya cuenta con 15.

Esta propuesta se suma a las diferentes mociones aprobadas por el Ayuntamiento para instar a la Junta de Andalucía a que edificara el que sería el quinto centro de educación secundaria en el municipio, así como a otra propuesta de octubre en la que se solicitaba el incremento de las dotaciones presupuestarias para financiar las carencias en infraestructuras educativas no universitarias en la comunidad autónoma.