image

El Presupuesto de 2015 hará compatible  la bajada de tributos con la potenciación del gasto social y el mantenimiento de servicios  

El Pleno aprueba las cuentas anuales, que descienden hasta los 39 millones de € a fin de rebajar la presión fiscal a los alhaurinos. La inversión roza los 7 millones de € y el endeudamiento financiero baja a mínimos históricos

Esta mañana ha quedado aprobado inicialmente el Presupuesto Municipal de 2015, durante el Pleno Ordinario de noviembre. Las cuentas anuales, que han obtenido el voto a favor del Grupo Popular y la abstención de la totalidad de partidos de la oposición, han sido calificadas por el alcalde como ”justas, austeras y siempre en favor de la ciudadanía”, en una clara apuesta por favorecer la bajada de tributos y hacerla compatible con el mantenimiento de los servicios públicos y, sobre todo, con la potenciación del gasto social, encarnada en el Plan Estratégico de Subvenciones, para favorecer al máximo número de familias alhaurinas.

En esta ocasión, se ha decidido dar un paso adelante en aras de aliviar el bolsillo de los contribuyentes y sostener al máximo el estado del bienestar y la red de servicios básicos, en detrimento esta vez del plan de inversiones, que baja al nivel de 2013, es decir, el 17% del total del Presupuesto -algo menos de siete millones de euros, de los que el el 60% se financian con recursos propios-. Las cuentas anuales totalizan casi 39 millones de euros.

El concejal de Hacienda, Francisco José Martín, asegura que éste ha sido el Presupuesto más complicado de elaborar, debido a que seguimos en época de crisis, el municipio sigue creciendo, lo que nos obliga a prestar más y mejores servicios con el mismo o menos dinero”. La apuesta por disminuir la presión fiscal han propiciado ”unas cuentas atípicas respecto a la de otras ciudades, pues en año preelectoral, la mayoría se ve en la necesidad de subir las inversiones, mientras nosotros preferimos bajar la carga tributaria de cada familia alhaurina en unos 180 euros”. El máximo ahorro proviene de las sucesivas medidas de compensación a la baja del IBI -un descenso un mínimo de un 20%, que se suma a bonificaciones entre el 40% y 60% por familia numerosa-, mientras que el resto de tasas y tributos llevan años congeladas o directamente han bajado considerablemente. Tal es el caso del Impuesto de Obras y Construcciones, la plusvalía o la tasa de entrada y salida de vehículos, con hasta tres descensos consecutivos.

Esta auténtica ”ingeniería financiera” ha ocasionado un gran esfuerzo de todas las delegaciones por bajar su gasto corriente, pero permite sostener la inversión, ampliar la cobertura social y atender los servicios públicos esenciales, sin olvidar el pago puntual a proveedores, lo que aumenta enormemente la confianza de las pymes a la hora de suministrar bienes, productos o servicios.

Las principales inversiones para seguir haciendo ciudad y estimulando el empleo del municipio serán: el Plan de Optimización Energética (900.000 euros); el Plan de Asfaltado y mejoras de accesos (600.000 euros), las nuevas anualidades para el equipamiento de la Ciudad Aeroportuaria y del Vivero de Empresas (más de un millón de euros entre ambos); y la infraestructura hidráulica, a la que se destinan 350.000 euros. El alcalde, además, ha anunciado como primicia que está en trámite la obtención de más de 10 millones de euros procedentes de fondos comunitarios, algo que será definitivo en pocas semanas.

Otra peculiaridad de las cuentas es que, por sexto año consecutivo, ha sido posible aminorar el gasto corriente y también rebajar el gasto financiero a niveles históricos, lo que permitirá reducir la deuda municipal en otros dos millones de euros, todo ello, sin dejar de invertir y teniendo en cuenta que las sucesivas modificaciones de crédito de este año 2014 ya han permitido duplicar la suma destinada a inversiones. Las cuentas siguen perfectamente niveladas y cumplirán el objetivo de estabilidad presupuestaria requerido por la ley, fruto de un trabajo que se remonta años atrás, al haberse gastado siempre menos de lo que se ingresaba.

Villanova ha querido destacar que, un año más, el Presupuesto atenderá a los grupos sociales que más lo necesitan, como demuestra la elevada aportación para ayudas de emergencia, compensaciones de renta, bonificaciones fiscales a miles de personas y grupos de especial protección, como jubilados, pensionistas, parados de larga duración y familias numerosas, algo además implementado con el Plan Estratégico de Subvenciones 2014-2016.

La oposición no ha querido votar esta vez en contra del documento -se ha abstenido, algo que el alcalde interpreta en clave electoralista-, aunque todos los grupos han anunciado alegaciones dentro del periodo habilitado antes de la aprobación definitiva. El equipo de gobierno no entiende que sigan tildando las cuentas de ”injustas, antisociales y despilfarradoras” y ha lamentado que sean capaces de criticar, de forma arbitraria y caprichosa ”una cosa y la contraria, según aconseje la jugada y con tal de no apoyar nuestra gestión. Si en años anteriores les molestaba el capítulo de inversiones por elevado, y nos llamaban ‘neoladrillistas’, ahora les molesta que el capítulo inversor haya descendido; si hasta ahora reclamaban más dinero para gasto social, está claro que hoy han perdido una oportunidad de oro de respaldar las cuentas más sociales de la última década. De verdad que es incomprensible la actitud de PSOE, IU, UPyD y Electores”, finaliza el regidor.