La magistrada y el fiscal confirman que el alcalde actuó correctamente y no hubo vulneración de derechos fundamentales. Villanova celebra que la Justicia ”nos vuelva a dar la razón” y haya ”desmontando” los argumentos ”manipuladores” de este grupo, que llegó a acusarle de prevaricación

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 1 de Málaga ha desestimado el recurso interpuesto en su día por el grupo municipal de Electores, después de que el alcalde, Joaquín Villanova, instara a que dejara de grabar una sesión plenaria a una persona que no contaba con la autorización para ello. La magistrada estima que la actuación del primer edil fue ”correcta”, conforme a ley y que no vulneró en ningún momento los derechos fundamentales, como afirmaba la parte denunciante.

La decisión atiende también a la postura del Ministerio Fiscal, que informó en el sentido que de se debía desestimar la demanda, ya que existía una resolución administrativa previa en la que se resolvía la petición de Electores para poder grabar el pleno, todo ello conforme a la legalidad, como se especifica en la sentencia remitida por el juzgado al Ayuntamiento con fecha del pasado 30 de octubre.

Es más, la jueza reprocha a la formación denunciante que no mencionara la existencia de ese procedimiento administrativo previo y su resolución, que fue notificada al portavoz de Electores con fecha de 31 de agosto. ”En el caso presente, ni siquiera se identifica quién es la persona o personas que intenta grabar el pleno en el sentido de si también eran miembros del mismo partido o no, pues sobre esto en el pleno en cuestión el concejal recurrente nada manifiesta, y posteriormente en la demanda así lo alega sin ninguna prueba”, dice literalmente la sentencia. El fallo impone además las costas al portavoz de Electores, Juan Manuel Mancebo, como parte recurrente.

Villanova ha celebrado que ”una vez más”, la Justicia ”nos vuelva a dar al razón como otras tantas veces”, y ha destacado que se hayan ”desmontando” los argumentos ”manipuladores” de este partido en torno a esta denuncia. ”Llegaron a afirmar que iba a ser acusado de prevaricación y castigado con inhabilitación especial para cargo público, en otro torpe intento de desprestigiarme y de torpedear mi imagen pública, como antes que él hicieron otros partidos de la oposición. Se ha demostrado nuevamente que todo era falso, y que siempre hemos actuado conforme a ley”, ha declarado el primer edil.