La medida, aprobada en el último Pleno, busca favorecer a los ganaderos de El Romeral, debido a la desaparición de terrenos para pastar en la zona. Favorecería la limpieza de la Sierra y la prevención de incendios forestales
El Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre aprobó en el último Pleno Ordinario de marzo una propuesta del concejal de Distrito de Barriadas, Mario Pérez, para favorecer a los ganaderos del municipio, ya que se insta a la Junta de Andalucía a que permita el pasto de los rebaños de cabras y ovejas en la Sierra de Jarapalos, con el doble objetivo de garantizar el futuro de estas explotaciones y facilitar la conservación de los terrenos forestales y la prevención de incendios.
La moción, que recibió los votos favorables de PP, PSOE, IU y UpyD y el voto en contra de ERES, va dirigida a la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía como administración competente, y expresa la necesidad de redactar un proyecto integral para el aprovechamiento de Jarapalos como zona de pastoreo. Mario Pérez explicó que la petición se había cursado tras mantener conversaciones con los propios ganaderos afectados, que actualmente tienen emplazados sus recintos y corrales en el entorno de El Romeral, Torrealquería y La Alquería, donde cada vez escasean más los pastos debido a la construcción de nuevas viviendas y a la expansión de dichas barriadas.
“El objetivo es ayudar a estos emprendedores ganaderos a reubicar sus rebaños en estas zonas forestales, donde no existe población humana y sí abundantes pastos, además de evitar conflictos vecinales por la convivencia entre vecinos y animales”, argumenta el concejal de Barriadas, quien recuerda además que posibilitar que las cabras y ovejas pasten en terreno forestal favorece la limpieza, conservación y mantenimiento del monte. En esta línea, asegura que el pastoreo controlado tiene ventajas frente al control mecánico de los cortafuegos: retrasa la necesidad de usar maquinaria, beneficia la biodiversidad, permite a los pastores obtener una renta del monte ligada a su actividad tradicional y supone un importante ahorro, al reducir en un 75 por ciento los costes de tratamientos ordinarios para mantener los cortafuegos.
Mario Pérez señaló que la elaboración de un plan de este tipo contaría con la colaboración de los propietarios de rebaños de ovejas y cabras repartidos por las barriadas rurales de Alhaurín de la Torre, fundamentalmente por las tres principales explotaciones ganaderas situadas en El Romeral.