Esperanza Oña y el PP pagaron presuntamente a ciertos periodistas del entorno denominado ´´TDT Party“ y Nuevas Generaciones vuelve a pisar un ‘’charco’’.

Ni el Partido Popular ni sus Nuevas Generaciones, están en las condiciones más oportunas para criticar el despilfarro y la manipulación de las televisiones públicas, aquellas que son pagadas por todos y cada uno de los ciudadanos, ya que  el PP de Villanova-Oña, gobierna en la mayoría de comunidades autónomas y ayuntamientos de España y por consiguiente, controla y manipula la mayoría de las televisiones autonómicas y locales de nuestro país desde hace bastante tiempo. Tanto es así, que solo en nuestro municipio, le sale la ‘’broma’’ a los alhaurinos por 400.000 euros, (Canal Torrevisión compartido con Torremolinos). En la provincia de Málaga tenemos otro claro ejemplo de manipulación consolidada y despilfarro como es el caso del municipio de Fuengirola, donde su alcaldesa-parlamentaria Esperanza Oña y el PP pagaron presuntamente a ciertos periodistas del entorno denominado ‘TDT Party’ unos sobresueldos de casi 30.000 € por persona. El PP ha utilizado el dinero de todos los contribuyentes para financiar presuntamente a una emisora afín a la derecha.

Por ello, sugerimos a las Nuevas Generaciones de Villanova, que verifiquen los datos que aportan antes de publicarlos, dada la manipulación a la que juegan cuando se desvían del debate local simplemente por intereses partidistas, algo que os ha debido enseñar alguno de los dirigentes locales del PP. ¿Podéis confirmarnos la audiencia que tiene Torrevisión en un municipio como el nuestro con más de 35.000 habitantes?  Os reiteramos, sois el partido con menos legitimidad para criticar la existencia de televisiones públicas y el supuesto despilfarro; seguimos con la Comunidad Valenciana, aquella que habéis manchado con el sello ‘’Gürtel’’ cuta televisión pública mantiene una deuda de 1.300 millones de euros y unos costes anuales para sus ciudadanos de más de 124.000.000 de euros. La forman tres cadenas (Canal 9, Noudos y Nou24) más una emisora de radiofrecuencia y una web.

Otro día nos centraremos con más detalle en la deuda que ha mantenido la televisión de Madrid en más de 250 millones de euros y un coste anual de más de 165 millones. (Aguirre-I.González) Pero volvemos de nuevo junto al Mediterráneo; la Región de Murcia (PP), denominada ‘’7RM’’ le cuesta a los murcianos más de 25 millones de euros cada año. También cabe tener en cuenta, que la televisión local de Fuengirola, pese a ser financiada en su totalidad con los fondos públicos su director estando  en condición de imputado por un delito de trafico de influencias, (por haberse llevado  presuntamente contratos millonarios del Ayuntamiento) siendo a su vez director del ente municipal FTV y compañero sentimental de la actual primera edil-parlamentaria, Esperanza Oña.

Señores de Nuevas Generaciones del PP de Algarín de la Torre, comiencen aplicando transparencia desde el ente municipal, que no lo están haciendo, y a partir de ahí exijan lo mismo de administraciones superiores. ¿Cómo pretendéis cambiar la actual situación, si a pesar de gobernar con mayoría absoluta tenéis a los laurinos desconcertados y sin información detallada de todo lo que se mueve en nuestro Ayuntamiento? ¿Vais a exigir austeridad cuando estais usando televisiones públicas locales y autonómicas como herramienta electoral permanente y como maquina de generar deuda?

Como organización juvenil local, os exigimos que comencéis dando ejemplo desde la administración más cercana al ciudadano, la administración local.

Print Friendly, PDF & Email