Desde la Asamblea de Izquierda Unida condenamos rotundamente los bombardeos, la destrucción indiscriminada y los asesinatos que el estado israelí está cometiendo, una vez más, en la Franja de Gaza contra el pueblo  palestino, territorio ocupado y sometido a un bloqueo ilegal que viola el Derecho Internacional y los Derechos Humanos.

También denunciamos la manipulación de los medios de comunicación, al querer hacer ver que es una guerra entre dos países, cuando Gaza no es más que un gran campo de concentración en el que tienen sometido al pueblo palestino el ocupante israelí.