image

(Alhaurín Despierta) La presencia de rapaces en las recreaciones medievales de este fin de semana, o la posibilidad de que se vuelvan a celebrar tiradas “al pichón” en el Club Jarapalo, son solo dos ejemplo de que, pese a lo que se ha avanzado, Alhaurín de la Torre, no es, aún un municipio libre de maltrato animal.

Una vez escuche a Pedro Almodovar decir en una entrevista que en sus películas se practicaba mucho sexo porque en las otras había demasiado poco. Cuando a los que defendemos la ecología política, nos acusan de centrar nuestra atención en temas medioambientales y en la defensa de los derechos animales, respondo igual: lo hacemos porque los otros no lo hacen lo suficiente.

En Alhaurín el activismo individual y el organizado, han conseguido que algunas de las situaciones que iban en contra de los derechos de los animales, dejen de producirse o estén desapareciendo.

Las campañas y acciones tanto en el Ayuntamiento como en las calles por parte de colectivos y asociaciones en 2013 y 2014 consiguieron, sin que ninguna normativa local lo prohibiese que los circos que desde entonces nos han visitado, optasen por ofrecer sus espectaculos sin la presencia de animales salvajes.

Las presiones, manifestaciones y el trabajo institucional provocaron que tras la celebración del Campeonato de España de Tiro al Pichonen el Club Jarapalo el pasado mes de octubre, el Pleno del Ayuntamiento aprobase no subvencionar ni participar en esta cruel matanza de aves e instara a la Federación Española de Tiro a su sustitución por otra modalidad.

La exitosa primera manifestación con perros que se celebró en Alhaurín el pasado mes de marzo, las miles de firmas recogidas y la intensa actividad de negociación con el resto de grupos, consiguió que recientemente el Ayuntamiento acordase realizar un convenio con asociaciones animalistas para conseguir que los cientos de animales abandonados y vagabundos recogidos de las calles, dejen de ser sacrificados y se facilite la via de adopción de mascotas.

Y mas recientemente, pese a que solo una semana antes el equipo de gobierno rechazase la petición de acabar con los carruseles de ponis en nuestra feria de San Juan, se anunció que este año no se permitirá esta actividad, que tan mal ejemplo de una correcta relación entre personas y animales, supone para los mas pequeños. Tal vez, la petición que mas apoyos y firmas ha recogido desde que la empezamos a plantear en 2012.

Sin embargo, no es suficiente. La negativa a dejar todas estas medidas reflejadas en una ordenanza municipal, que las convierta en oficiales y de obligado cumplimiento deja al criterio del Alcalde o concejal de turno el que acaben repitiéndose.

Si esa normativa estuviese ya aplicada, la presencia de aves en un malentendido sentido del espectáculo que tendrá lugar en el evento estrella que el area de Turismo organiza con el Circulo de Empresarios, seria sencillamente imposible. La posibilidad de que el Club de Tiro Jarapalo vuelva a realizar una tirada a animales vivos, como puede ocurrir en los próximos meses, seria inviable. Y ni ponis, ni circos ni sacrificios innecesarios de perros y gatos tendrían lugar en nuestro pueblo.

Mientras esto no ocurra, seguiremos presentando mociones y propuestas, pero también denuncias y usando todos los recursos legales a nuestro alcance para vigilar y encontrar el “fallo” que nos permita detener estas actividades. Estaremos megáfono en mano, con los colectivos y asociaciones que se movilicen para defender los derechos y la dignidad de los animales. Porque consideramos que sus derechos son una extensión de los nuestros.

Y a los que nos acusan de pensar mas en los animales que en las personas, les enseñaremos, con el ejemplo, con hechos y con nuestro trabajo diario, que defender el medioambiente, proteger a los animales o pretender salvar un árbol, son actuaciones que en realidad están encaminadas al bien común de nuestra especie para permitirnos seguir viviendo en este planeta y hacernos mas humanos y mejores personas.

Juan Manuel Mancebo Fuertes es miembro de Electores- EQUO y concejal de Alhaurín despierta en Alhaurín de la Torre.