(Fran Muñoz Responsable RRSS UPyD)  Veréis como ya estamos en Cuaresma y yo soy en el fondo muy cristiano, me ha parecido que es la hora de hacer alegorías teológicas sobre la actualidad, vamos para darle algo de vidilla al tema que está muy repetitivo. Y no me refiero a la Biblia sino a otra de las obras cumbres de la Humanidad: la ”Divina Comedia” de Dante. Para el que no lo sepa la obra consiste en un viaje que hace el autor al otro barrio persiguiendo a la chica que le gusta, que es un como la vida de cualquier hombre heterosexual medio de cualquier época o lugar; en el viaje es acompañado por varios personajes famosos que le van guiando y enseñando qué pasa cuando uno muere.

 

Pero no quiero centrarme en lo religioso o trascendental del libro. Yendo al grano, Dante en la 1ª parte de la obra viaja con el poeta Virgilio pasa por el Infierno ni mas ni menos. El Hades dantesco está dividido en ”círculos” temáticos por cada tipo de pecado, a saber: la lujuria, la gula, la avaricia etc. Pero se da el caso, que no he recordado, de que nuestro querido Dante era un apasionado de la política con el añadido de que al pobre le fue bastante mal y por eso, un poco de venganza, el colectivo que mas abunda en el infierno son precisamente ellos: los políticos. Hay reyes y gobernantes en todos los ”círculos” pero el que mas se puede destacar es el número 8. ¿Qué pecadores hay en el octavo círculo? Los defraudadores, es decir, la gente en la que no se puede confiar.

 

En el octavo círculo, que se divide como en unas ”bolsas”, nos encontramos a gente como a Jasón, condenado como seductor por aprovecharse de su atractivo físico para engañar a los demás, los hipócritas (como los fariseos), los ladrones, los adivinos o los mentirosos. No, no, jajajaja no es un mitin de los grandes partidos. Volviendo al submundo comentaros que reciben castigos espantosos por parte de los demonios que hay por allí: arden, son azotados, van con la cara del revés cayéndose todo el rato etc. Horroroso todo. Es uno de los lugares donde se le nota al autor que está mas empeñado en que ”sufran” por todo el mal que han hecho en vida.

 

Pero la reflexión no es solamente esa. En la tercera parte de la ”Divina Comedia” Dante viaja al Cielo y allí también hay políticos, eso sí, muchos menos (Justiniano entre otros). La idea de todo esto es que debemos valorar mucho más la honradez política, uno puede pensar lo que quiera, puede tener la ideología que quiera, ni más faltaba hombre. Pero en el punto en el que estamos, con esos políticos ”infernales” que han mentido y robado, los honrados son mas necesarios que nunca. La regeneración política tiene que ser, antes que cualquier otra cosa, poner a los honrados delante y mandar al diablo a los corruptos.

Print Friendly, PDF & Email