la foto3414 (Mobile)(Ula foto3414 (Mobile)PyD) El concejal de UPyD solicita al alcalde, la paralización de las obras en las parcelas donde esta situado el LIDL, solicitud previa, a la presentación de una denuncia en los juzgados.

Después de un duro trabajo, de demoras a las solicitudes de expedientes presentadas por el concejal Guanter para examinar la documentación, de la denegación de copias, tras dos reuniones en la Delegación Territorial de Medio Ambiente, otra con el Jefe de Servicios de Arroyos y una mas con el Subdirector General del Dominio Público Hidráulico, el concejal de UPyD ha llegado entre otras, a detectar que en las parcelas de la unidad de ejecución EC-04 “Comercial Callejones” (terrenos donde esta situado el LIDL) pueden faltar 1.625 metros cuadrados de Áreas libres o Zonas verdes.

Según el PGOU, los metros previstos de Áreas Libres o Zonas verdes en esas parcelas donde se sitúa el LIDL, deben ser 5.076m2, cuando la realidad es que solo han quedado 3.451m2, faltando 1625m2 de terrenos pertenecientes al municipio. Parece ser, que para el alcalde Joaquín Villanova, el concejal de urbanismo Salvador Herrera y el arquitecto municipal, los pedruscos de la escollera son metros de zonas verdes para disfrute de los vecinos de Alhaurín.

Desde UPyD, pensamos que hay indicios suficientes para que se paralicen las obras, ya que de continuar nos encontraremos que el municipio perderá esos metros en beneficio de los promotores. Por eso, le hemos dado unos días al alcalde Joaquín Villanova para que paralice las obras y explique donde están esos metros que faltan, de no ser así, el concejal de UPyD Ramón Guanter, llevará la próxima semana a la Fiscalía toda la documentación recabada, (más de 400 folios) para que valore si pueden haber indicios de prevaricación al permitir que una parcela de 1.625m2 de uso público, sea utilizada en beneficio de unos promotores.

Hay que recordar que no es la primera vez que le abren diligencias a Joaquín Villanova por la falta de metros de uso público en otras actuaciones urbanísticas, así como la anulación por el Tribunal Supremo del plan parcial que aprobó en “La Calera” siempre en beneficio de los promotores.

Prensa y comunicación.