Alhaurín de la Torre se unió el pasado sábado a las localidades de Pizarra, Alhaurín el Grande y Mijas, en la celebración de una concentración en apoyo a la familia con el objetivo de que el caso de Lucía “no caiga en el olvido”.

La concentración tuvo lugar en la plaza del Ayuntamiento de la localidad con una gran participación de vecinos, amigos y familiares que arroparon a los padres de la pequeña al grito de “Todos somos Lucía”, “Justicia” y “No estáis solos”.
En unos días habrán pasado cinco meses desde que la pequeña Lucía Vivar desapareciera en el municipio de Pizarra, para luego hallarse su cuerpo sin vida al día siguiente, a más de cuatro kilómetros.
Debido a las incógnitas que rodean la muerte de la pequeña, los padres reclaman justicia para la niña, saber cómo llegó su hija hasta ese punto y qué pasó realmente.
El alcalde de Alhaurín de la Torre, Joaquín Villanova explicó en su discurso que la concentración no pretendía atacar a nadie ni torpedear la investigación policial, sino que “solo queremos saber la verdad” e instó a los organismos y la opinión pública a que no se olviden del caso: “En España hay 1500 casos de desaparecidos sin resolver, pero el de Lucía es muy distinto, apareció sin vida y es necesario saber qué pasó aquella noche para que no vuelva a ocurrir”.
Toñi Ledesma, alcaldesa del pueblo vecino de Alhaurín el Grande y Félix Lozano, primer edil de la localidad de Pizarra, no faltaron a la cita y mostrar su apoyo a la familia. También acudieron varios concejales y concejalas de la Corporación de Alhaurín de la Torre acompañando al alcalde.
Por su parte, los padres de la pequeña Lucía, Antonio Vivar y Almudena Hidalgo, leyeron un manifiesto en el que no agradecieron a todas las personas, amigos, familiares, agentes del cuerpo de seguridad, instituciones y organismos que los apoyan; instaron a todos aquellos que puedan dar cualquier información no duden en hacerlo aunque sea de forma anónima, y, por último, expresaron el deseo de que el 2018 les traiga respuestas.
Para finalizar, como gesto simbólico, soltaron tres globos rosas al cielo.