(EQUO Málaga) os últimos datos publicados señalan que el paro subió en Málaga en más de 7.000 personas en octubre, un 3,58% de aumento con respecto al mes anterior. Comparativamente, este porcentaje es casi el doble que en el conjunto del estado y de la comunidad autónoma andaluza (1,84 y 1,86 %, respectivamente). Según estos mismos datos, el sector más castigado fue el relativo a los servicios, donde se perdieron más de 7.000 empleos.

 

Para EQUO Málaga, esta subida del paro confirma la inexistencia de políticas efectivas para la activación del empleo de las administraciones, desde la estatal a la local, que no son capaces de proponer alternativas distintas a la austeridad que ahoga el tejido productivo malagueño. Según la coportavoza de la organización, Carmen Molina, “la naturaleza del empleo en la provincia, basada en la actividad ligada al turismo y al sector servicios en general, no es capaz de generar empleo ni estable ni de calidad, hecho evidenciado en la alta estacionalidad que muestran los datos de empleo en la provincia.”

 

Además, para Juan José Merino, coportavoz de EQUO Málaga “es necesario un cambio radical en las políticas de empleo que primen a las personas y a la lucha contra la pobreza y la exclusión, dejando atrás viejos modelos desarrollistas basados en el sector inmobiliario que nada tienen que aportar hoy y cambiando a un sistema de producción y consumo basado en el comercio de cercanía y en criterios ecológicos, el desarrollo de las energías renovables, la industria de la transformación, la rehabilitación de edificios con criterios de eficiencia energética, la investigación ligada al territorio o el reparto efectivo del trabajo.”

 

Juan José Merino Carrillo, co-portavoz EQUO Málaga. 660 88 43 44

Print Friendly, PDF & Email