El diputado en el Congreso Joaquín Villanova y la presidenta local del PP de Alhaurín el Grande defienden el Plan Estatal de Fomento del Alquiler y la Regeneración de Viviendas, que prevé ayudas entre 2.000 y 5.000 euros por casa.

El diputado en el Congreso por la provincia de Málaga y alcalde de Alhaurín de la Torre, Joaquín Villanova, ha desglosado este mediodía en rueda de prensa el Plan Estatal de Fomento del Alquiler de Viviendas, Rehabilitación, Regeneración y Renovación Urbana (2013-2016), cuyo proyecto de ley se presentó el pasado mes de abril en el Consejo de Ministros y desde entonces está siguiendo el trámite parlamentario. Villanova ha indicado que la iniciativa pretende “cambiar radicalmente el modelo de política de vivienda en España”, se orienta a una “clara vocación social” y tiene como objeto satisfacer las necesidades prioritarias de los ciudadanos, facilitando el acceso a una vivienda digna de los sectores de población con menos recursos.

El parque de viviendas español es francamente obsoleto, pues de los 26 millones de inmuebles, 15 millones tienen más de 30 años y casi 6 millones más de medio siglo. En el caso de la provincia  malagueña, el número de casas anteriores a 1981, año que fija el límite de casas susceptibles de recibir las ayudas, es de 268.000 unidades. En Alhaurín de la Torre, suman 1.123 y en la vecina Alhaurín el Grande, 3.215 inmuebles.

Villanova, que ha realizado estas declaraciones en la sede del Partido Popular de Alhaurín el Grande junto a la presidenta local, Toñi Ledesma, ha criticado con dureza a la Junta de Andalucía, organismo competente en materia de vivienda, porque lleva cinco años, desde 2009, sin invertir un solo céntimo en los antiguos planes de rehabilitación, “y encima nos debe dinero del programa de 2008”, lo cual obliga a los ayuntamientos a hacer un esfuerzo inversor anualmente para socorrer a las familias sin recursos que necesitan mejorar las infraestructuras domésticas en tejados, accesibilidad, baños, etcétera. “No podemos dejar en la estacada a decenas de personas mayores que viven solas o familias sin recursos, con pensiones o sueldos mínimos y a quienes se les caen las casas a pedazos. Es inadmisible mirar para otro lado y nosotros no lo hacemos, por eso, sin tener obligación, aportamos fondos municipales, a diferencia del Gobierno Autonómico”, agrega. En Alhaurín de la Torre, por poner un ejemplo, cada año el Ayuntamiento ayuda a una horquilla que oscila entre 25 y 40 familias con cantidades entre 3.000 y 8.000 euros.

Por contra, la nueva legislación estatal del Ministerio promovida por el Ministerio de Fomento prevé para este periodo de tres años un total de 2.421 millones de euros. De esa suma, el 70%, es decir, 1.500 millones se destinarán al acceso a vivienda y el 30% restante, 627, a rehabilitación y mejora de los inmuebles antiguos. El nuevo plan, a juicio del diputado, no solo permitirá aportar soluciones a personas que deseen alquilar una vivienda o rehabilitarla, “sino reactivar el sector de la construcción, muy castigado por la crisis, pero que tiene aquí una gran oportunidad de renacimiento”. De hecho, el regidor calcula que el programa del Ministerio de Fomento podría favorecer la creación de unos 130.000 empleos en toda España durante el periodo de vigencia del plan, tres años.

Esta esperada medida podrá empezar a hacerse efectiva en el mes de septiembre, una vez supere el trámite parlamentario y lleguen a los municipios los formularios y las instrucciones del procedimiento. Villanova ha adelantado que se abrirán oficinas específicas en los ayuntamientos para la información, consulta y tramitación de los solicitantes. En el caso de los dos alhaurines, ese departamento ya existe con carácter permanente, por el trabajo previo realizado en anteriores planes de rehabilitación, por lo que la apertura de esas oficinas ya es un hecho.

Las ayudas a mejoras de inmuebles tienen varios supuestos: 4.000 euros por vivienda para ‘Conservación’; 2.000 euros por vivienda para favorecer la eficiencia energética (que pueden elevarse a 5.000 si el propietario demuestra que tras la rehabilitación ha reducido el coste de las facturas de electricidad al 50%) y para la mejora de la accesibilidad en comunidades, a razón de 4.000 euros por vivienda.  El procedimiento implica la redacción y presentación de una memoria valorada con presupuesto y la resolución por parte de los técnicos de acuerdo a los baremos habituales, que se darán a concocer más adelante.

Villanova considera que la rehabilitación “es la solución del sector de la construcción para los próximos años, puesto que se ha demostrado que es preciso dirigir los esfuerzos no a generar más cantidad de ciudad, sino a generar más calidad de ciudad. Además, el Gobierno considera preferible apostar por el fomento del alquiler”. Para el parlamentario, resulta “fundamental” este cambio de modelo que apoye el alquiler como vía idónea para el acceso a la vivienda, especialmente para quienes disponen de menores niveles de renta y para favorecer la salida al stock de vivienda desocupada.  Y, en definitiva, “también se ha hecho una apuesta por el fomento de la rehabilitación de edificios y la regeneración y renovación urbanas para propiciar una reactivación sostenible del sector, unos edificios más seguros y una mejora de la eficiencia energética”, ha concluido.

Print Friendly, PDF & Email