fcomunozupyd(UPyD Fco. Muñoz) Con todo esto de la crisis nacional que vivimos, España se enfrenta a un enorme grado de movilización social y reivindicativa que, dicen los mas mayores, no se vive desde la Transición.

Aunque los españoles no salgan masivamente a las calles, sí es cierto que en los últimos años han nacido numerosos colectivos sociales que, entre otras cosas, se dedican a la reivindicación en la calle: las ”mareas”. Cada una de ellas tiene un color que las identifica; la verde la forman los que defienden el fin de los recortes en la Educación, la blanca el fin de los recortes en Sanidad y las hay naranja, violeta (en defensa de la Igualdad) etc… pero noticia en sí, es sólo una de ellas.

 

Noticia porque la externalización de determinados centros de la Comunidad de Madrid, se ha abandonado definitivamente tras el varapalo judicial que ha dado el Tribunal Superior de Justicia de Madrid al proceso, por las irregularidades que planteaba. Victoria significativa porque como todos sabéis la Condesa Aguirre le dejó en herencia a su sucesor una abrumadora mayoría absoluta (que ya sabemos que en España da carta blanca para casi todo). La victoria de la ”marea” no es propiedad de nadie en concreto sino de la suma transversal de colectivos,trabajadores de la sanidad,l os partidos de la oposición y por supuesto de los ciudadanos.

 

Pero no sólo quiero destacar su victoria épica frente a una mayoría absoluta, también la forma en la que la marea blanca ha luchado y reivindicado la Sanidad Pública. Se han usado todo tipo de vías: el boca a boca, movilizaciones puntuales,”flashmobs” y también la judicial; pero no se ha quemado ningún contenedor para reivindicar la Sanidad, ni ha habido ningún herido ni ningún incidente destacable (se han llegado a ”ocupar” simbólica y pacíficamente centros de salud) y con la que está cayendo me parece que eso es lo más a destacar.

 

Que aún devaluada, cautiva de poderes económicos, acomplejada y chantajeada por los nacionalistas o postrada por los recortes, la democracia española todavía funciona y está viva. Porque salir a la calle sirve, a los de la marea blanca les ha servido, claro que se pueden cambiar las cosas pacíficamente y concienciando a los españoles y claro que se puede hacer con manifestaciones y votando. Faltaría más.